CONTACTA CON DEFENSOR DE LA ENFERMERA

miércoles, 28 de mayo de 2014

El Circo Sanitario: GRAN ATRACCIÓN MUNDIAL: UN PACIENTE Pasen y vean






En el último informe  de la DEFENSORA DEL PUEBLO  sobre su actividad en el 2013 (pág: 266)  incluía la queja de algunos pacientes por el trato que reciben por parte de alumnos de medicina y enfermería, y así como  del resto de los profesionales sanitarios en formación; esta queja se centra en la falta de respeto de los espacios y de la intimidad que por ley tienen como pacientes, indicando además la Defensora del Pueblo que estos casos afectan al "modelo ético de atención".

Es ocioso indicar que la intimidad es un gran valor en la relación clínica y de cuidados; se encuentra además muy protegida a nivel normativo y judicial; incluso revelar datos de un paciente a terceros ajenos a la relación clínica y de cuidados supone "cargar" con todo el reproche penal descrito en el artículo 199 del Código Penal.

Como bien se indica en el informe/queja, por parte de profesionales sanitarios en formación se realizan manipulaciones, exploraciones y reconocimientos que genera en los pacientes la sensación de estar ante una denigrante "exhibición pública"; y sin pudor algunos profesionales en formación, a veces guiados por profesionales con años de experiencia levantan la sábana a modo de Gran Telón Circense;  incluso al levantar dicho telón la cara de fascinación colectivo inunda la habitación o consulta generando un cristal que les aísla del paciente/persona (a veces se ven más patologías que personas).

Esa  fascinación de los profesionales en formación  por la patología, es a la vez un drama para el paciente, y la dignidad del paciente  obliga a crear un entorno de respeto.

La DEFENSORA DEL PUEBLO manifiesta que este tema sigue abierto y está expectante a que el órgano adecuado dé una solución global y que pueda implantarse en todo el Sistema Nacional de Salud.

Es necesario que este problema sea evaluado y corregido mediante la incorporación de unas variables necesarias en los protocolos asistenciales formativos; y entre los elementos que cabría incorporar pueden ser:

1.- Identificación de todos los profesionales en formación que accedan a realizar algún acto clínico o de cuidados.

2.- Entrar en las habitaciones  no como los ñúes en sus migraciones, sino de forma ordenada y reconocer el "espacio vital íntimo" de los pacientes. 

3.- Reconocer el derecho de los pacientes a negarse a reconocimientos por parte de los profesionales sanitarios en formación;  y estoy seguro que con una buena información y respeto de la intimidad de los pacientes ninguno se negará  a que en su atención participen profesionales sanitarios en formación.


Este Post tiene un objetivo: reseñar el posicionamiento de la Defensora del Pueblo ante el menoscabo del "modelo ético de atención" por conductas inadecuadas de los profesionales sanitarios en formación.

Pasen y vean... pero con respeto... El paciente no deja la intimidad, ni el resto de los derechos fundamentales a la puerta del hospital. Ahora cada uno debe mirarse y mirar a su alrededor...

Hasta la siguiente parada.


Chema Antequera Vinagre.

@defensorenferme

La mejor defensa es la información.

2 comentarios:

  1. Muy buenas Chema, como siempre una genial entrada y de utilidad para la reflexión de aquellos, que no somos expertos en la materia.

    Sin embargo, en este caso me gustaría pedir ciertas aclaraciones.

    1. Estoy totalmente de acuerdo, en que la situación de las personas en prácticas en centros sociosanitarios tiene que estar totalmente regulada y que esa regulación debe ser llevada a la práctica por la legalidad y ética profesional.
    2. Sin embargo, se habla mucho de la protección del paciente y poco del derecho a aprender de la persona en prácticas.
    3. En mi experiencia como estudiante en prácticas, que lo he sido como alumno de enfermeria, como máster en drogodependencias y que lo soy como estudiante en medicina, puedo decir que "en mi experiencia" las personas se muestran colaboradoras y receptivas, cuando son BIEN INFORMADAS y atendidas por una persona en prácticas.
    4. Esa minoría que se niega a que sea atendido por una persona en prácticas, o bien no han sido bien informados (quiero pensar que sea así) o bien no tienen la suficiente capacidad reflexiva para comprender lo que supone el aprendizaje de una persona en el futuro de nuestro SNS.
    4. Y por último, la cuestión en la que me gustaría centrarme es: si estamos hablando de una minoría ¿por qué se produce esta generalización en el informe de la defensora del pueblo? En mi experiencia como estudiante, que como he aclarado no es poca, he podido ver que seguramente el sistema no asegure las condiciones adecuadas a las personas que estamos en prácticas (tienen déficits varios nuestro SNS...). Sin embargo, veo como cada día, las personas en prácticas tratamos de realizar de la mejor forma posible y SIN PERJUICIO del paciente nuestra labor como aprendices, con el ÚNICO OBJETIVO de APRENDER A REALIZAR BIEN NUESTRO TRABAJO y sin la intención de GENERAR UN DAÑO O UN COTILLEO.
    Por la generalización de ese informe, personalmente me siento indignado y me gustaría que las quejas se manifestaran en número y circunstancias, para que no queden matices en el aire, que puedan dar lugar a dudas en la ALTRUISTA (muchas veces) labor como estudiantes, que muchos realizamos en nuestro SNS.
    Muchas gracias de nuevo por traernos estas reflexiones.

    Ander

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ander y gracias por tu comentario, es cierto que la Defensora del Pueblo no indica el perfil de las quejas, pero sí llama la atención que haya tomado la decisión de seguir vigilando "el problema" sobretodo cuando desde el Ministerio se ha indicado que el tema se abordará. Lo habitual es que el paciente colabore y es cierto como bien dices que con información, sensibilidad y mucho respeto la gente se muestra colaborativa.

      Es un tema a seguir debatiendo y profundizando, pues también hay que pensar que el paciente se puede encontrar en debilidad en el "diálogo clínico o de cuidados" y quizás para no tensionar la situación acepta situaciones que igual no le agradan.

      Dentro de esa labor de información cuando un paciente llega a un Hospital Universitario debe ser informado de dicha situación, y lo que implica, pues una buena atención exige una adecuada formación de los profesionales en formación.

      Un tema a seguir sin duda, y quedamos a la espera del siguiente informe.

      ¿Alguien más se anima al debate?

      Gracias Ander.

      Chema Antequera.

      Eliminar