CONTACTA CON DEFENSOR DE LA ENFERMERA

sábado, 25 de octubre de 2014

LA ENFERMERÍA INVISIBLE HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ... #ENFERMERIAVISIBLE

Cláusula de Exención Responsabilidad: Antes de leer este post quiero indicar:
a. Efectivamente el colectivo de las 250000 enfermeras realiza una ingente labor en el conjunto del SNS y en los centros sanitarios privados.
b. La Enfermería es un factor trascendental en el desarrollo del RD 1030/2006 de Cartera de Servicios del SNS.
c. Los cuidados y las diferentes dimensiones profesionales del mismo son esenciales para la atención sanitaria y la sanidad no se entiende sin el trabajo de las Enfermeras.
d. Este post es para reflexionar y evidenciar que pese a todo ese sustrato de compromiso profesional con los pacientes y las organizaciones sanitarias la visibilidad es tan reducida.
...............................................................................................................................................................
#EnfermeríaVisible: Una iniciativa a la que doy todo mi apoyo y espero que se mantenga en el tiempo y corrija situaciones de clara injusticia profesional.



Lo cierto que viendo la foto, y los titulares que describían una noticia sobre la curación de Teresa Romero, ha generado un profunda indignación en la Enfermería y en el resto de los profesionales sanitarios que la atienden, y por extensión al conjunto de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS). Es curioso advertir que pese a que el Estatuto Marco del Personal Sanitario de los Servicios de Salud y la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias establecen varias categorías profesionales, la realidad parece que demuestra otra cosa: los médicos y los otros...


¿Es un simple error esa rueda de prensa y la asistencia de sólo los cuatro médicos?


No es un error, esas comparecencias son planificadas y coordinadas de manera minuciosa y por lo tanto alguien decidió que la presencia de las enfermeras no era necesario; porque es posible que se le propusiera a alguna enfermera asistir, y esta dijera que no, pero incluso ante esta hipótesis la obligación de la Dirección-Gerencia-Jefe Servicio-Dirección de Enfermería hubiera sido elegir a otras enfermeras y demás miembros del equipo sanitario. Lo que sí es ilustrativa la foto de la no visibilidad de la Enfermería pese a haber jugado un rol fundamental en la atención de Teresa Romero.

En este punto es importante destacar el papel real que juegan las Direcciones de Enfermería en los centros sanitarios públicos y la autonomía de la que realmente gozan en las decisiones directivas.

¿ Son responsables los medios de comunicación?

Sin duda para mí no; la invisibilidad de la Enfermería es sólo imputable a nosotros mismo; la mecánica de trabajo de los periodistas es frenética, en precariedad laboral, con presión y no tienen tiempo para muchas reflexiones; mi experiencia personal con algunos medios de difusión nacional es que te suelen utilizar y prima cerrar la noticia cuanto antes. Y esa Rueda de Prensa seguramente genera un activo prurito en la Enfermería, pero para el resto de la sociedad es una foto neutra.

Lo cierto es que invisibilidad no es sinónimo de irrelevancia, y siempre será fundamental la enfermería pero corremos el riesgo de ser trabajadores estáticos en la cadena de producción sanitaria.


¿Por qué es invisible la #Enfermeria?

Lo es y mucho, y la culpable está en el propio colectivo de Enfermería y en nuestras Grandes Ausencias; quizás estamos muy cómodos en esa "cadena de producción sanitaria" y vemos desde la distancia los cambios sanitarios y somos conscientes de ello cuando en la "cadena de producción" debemos actuar de otra manera o debemos dar la misma calidad con recursos humanos y materiales. Y surge ya un estéril cabreo postdecisión política.

En donde no está la #Enfermería: en los Grandes Debates del SNS como financiación sanitaria, política de RRHH, gasto productos sanitarios y farmacia, colegiación, nuevos modelos de gestión sanitaria, en la profesionalización de la gestión sanitaria y ha estado ausente de grandes leyes como derechos de los pacientes, de los propios sanitarios, etc. Mi experiencia ha sido que la Enfermería como colectivo profesional ha estado ajeno, y ANTE GRANDES DEBATES Y GRANDES PROPUESTAS DE REFORMAS HAY QUE APORTAR REFLEXIONES Y DOCUMENTOS.

Nos falta además una gran sociedad/asociación que haya de Lobby presión en el Congreso; esa labor de lobby que otros colectivos lo saben hacer bien, haría condicionar los proyectos normativos. También es cierto que la representación corporativa de una profesión sanitaria tiene más abierta las puertas en la medida que tienes una amplia legitimidad, credibilidad y solvencia.

No estamos, y muchas veces en debates y charlas, oigo expresiones como estas:

- "Chema la Enfermería no sé por qué no está aquí"
- "El problema es de la Enfermería, si ella no se moviliza quién lo va a hacer".

¿Es pesimismo? No tengo una visión negativa,ni soy pesimista pero es importante reflexionar sobre el origen y la causa de muchas de nuestras deficiencias, y una de ella es la invisibilidad.


Miremos al Futuro con esperanza, pero analicemos el presente y más nuestro pasado; si no evaluamos nuestro pasado, seguro que nos lastrará en el futuro. Yo tengo un compromiso personal con la Enfermería sigo y seguiré luchando para que se abran puertas, si alguno quiere pasar esas puertas, quiere debatir, presentar propuestas ... sería un buen inicio.


Saludos a tod@s y todo mi apoyo a #EnfermeriaVisible


Chema Antequera Vinagre.
@defensordelaenfermera



3 comentarios:

  1. OK, Chema, muy lúcida tu entrada, pone un par de dedos en un par de llagas. La pregunta que yo me hago es: ¿hay hoy en día "Inteligencia Enfermera Colectiva"? Es evidente que ni dentro del Consejo ni de Satse existen mentes lúcidas que conformen eso que yo llamo "Inteligencia Enfermera", pero ¿y fuera de estas nefastas estructuras corporativas? Pues me temo que tampoco, ¡ojalá me equivoque!

    Antes de que me salten a la yugular aclaro que no pregunto si hay enfermeras inteligentes, que las hay a porrillo, miles... Nosotros, Chema, cuyo trabajo está fuera del circuito enfermero convencional pero se roza y entrecruza con él con frecuencia, escuchamos muchas aportaciones de ilustres enfermeras, líderes admiradas de ese "pequeño mundo enfermero". Y salvo algunos que han "pillado cacho" con un discurso previsible, aunque pretendidamente transgresor, lo que yo escucho por lo general es un mensaje estándar, convencional y fácil, más dirigido a obtener la adhesión entusiasta del personal (pathos) que a hacer las "preguntas de la certeza" evidenciando todo lo que se hace mal (logos) y tratar de ponerles los pelos de punta y retar al colectivo a impulsar un giro de 180º para tratar de hacerlo mejor (ethos). Perdón por la sobada retórica aristoteliana...

    Leyendo tu entrada me he preguntado: ¿habría realmente un grupo de enfermeras/os que estuvieran en condiciones intelectuales, personales y éticas de conjurarse con generosidad y ánimo de corredores de fondo para asumir la tarea de preparar un documento en el que la enfermería de verdad se reivindique racionalmente ante la sociedad, ante los decisores político-sanitarios y ante el resto de profesiones sanitarias, sin cacareos innecesarios en las redes sociales, sin lugares comunes y tópicos de mierda (perdón), sin complejos de inferioridad científica y sin complejos de superioridad humana (y sin prisas políticas)? ¿Con intersectorialidad (sin ese predominio asfixiante de "La Academia") y con generosidad? Y lo siento, creo que no. Y es una pena porque una profesión tan importante seguirá estando, como ha pasado estos días y como lleva pasando más de 25 años, fuera de foco. Gran entrada, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuanta de esa invisibilidad es atribuible a nosotros mismos? ¿reclamamos el derecho a informar de nuestras competencias, responsabilidades o cuidados? ¿nuestros responsables jerárquicos están preparados para tratar con los medios de comunicación? ¿escurrimos el bulto y practicamos el "mejor que hablen ellos"? Una nueva batalla/horizonte para la enfermería de hoy en día, la información es poder y el que la transmite tiene la visibilidad y es referente.

    ResponderEliminar
  3. No tengo mucho más que añadir, entre la entrada y el comentario de Juan, creo que queda claro como está el patio y hacia donde deberíamos apuntar. Digo a veces que la Enfermería no es que sea invisible, sino que "no es", o al menos no está. Y para ser visibles tenemos que estar, y para estar, como dice Juan es necesaria una carrera de fondo en la que desarrollemos esa "Inteligencia Enfermera Colectiva" (Me lo apunto...).
    Sin embargo, y pese a los arrebatos que tenemos a veces en las redes sociales, tengo la sensación de que tenemos un gusto extraño por el llanto y quizás deberíamos empezar a romper con tópicos y salir de esa especie de zona de confort, si es que de verdad nos importa nuestra visibilidad, y nuestra existencia como profesión.

    ResponderEliminar